Cómo conseguir mayor visibilidad en tus proyectos

Obtener una buena visibilidad en tus trabajos de diseño es algo fundamental para lograr tener éxito. Tienes que conseguir crearte una buena reputación que le transmita confianza a tus posibles clientes, así que aquí tienes una serie de consejos para construir y mejorar tu imagen personal o de tu empresa de la manera más adecuada.

  • Tener una web de calidad.

Es muy importante tener un sitio web que atraiga y mantenga a tus visitas, y la mayoría de freelancers fallan en este aspecto. Tu web es como una extensión de ti mismo, y es la mejor forma de crear una buena primera impresión. Igual que no vas a una entrevista de trabajo sucio y desarreglado, no descuides tampoco tu web. Puede que cueste un poco y haya que trabajarla bastante, pero el precio merece la pena. Un sitio con estilo, moderno y funcional dirá mucho de ti, transmitiendo una imagen de seriedad y profesionalidad.

  • Empieza un blog.

Un blog es la manera más eficaz de atraer tráfico a tu web. En el puedes mostrar tus últimos diseños, ideas, proyectos o reflexiones, haciendo además que las visitas vuelvan a tu sitio para estar al tanto de las novedades y ayudando a que tus potenciales clientes te conozcan mejor, creando una buena relación con ellos. Además, las personas  son mucho más propensas a comprar algo cuando perciben que el vendedor sabe de lo que habla, y con un blog tienes la herramienta perfecta para mostrar todos tus conocimientos y experiencias.

empieza un blog

  • Bloguear como invitado.

Al principio cuesta un poco arrancar un blog, por lo que participar en blogs ya conocidos es una buena manera de conseguir una gran visibilidad en un público que además está interesado en tus mismos temas. Estas personas te empezaran a conocer y a descubrir lo que les puedes ofrecer.

  • Tarjetas de visita.

Puede parecer que las tarjetas de visita en ocasiones son un lujo innecesario, pero no tienes excusa para no tenerlas. Con ellas demuestras tu profesionalidad y tu motivación al dársela a un cliente, que probablemente la guardará en su cartera y la verá durante algunos meses. Incluso puede que la comparta con alguna otra persona interesada en tus servicios, consiguiendo dos clientes por el precio de uno. Además en ella puedes incluir otras formas de contacto como el email, página web, perfil de Facebook… facilitándole al cliente ponerse en contacto contigo de la manera que prefiera. Así que no seas chapuzas y no le apuntes al cliente tu número en un papel que lo más probable es que acabe perdiéndose.

tarjetas de visita

  • Recursos gratis.

Ofrecer recursos gratuitos es también una manera muy sencilla y muy buena de atraer visitas. Puedes compartir tus diseños, libros, software o cualquier cosa que encuentres en la red. Si además consigues el correo electrónico del usuario antes de que descargue el contenido, estarás construyendo una buena base de datos de clientes potenciales. Estos recursos además crean en las personas la sensación de que han “ganado” algo, animándoles a comprar en tu sitio y a volver a menudo cuando vuelvan a necesitar algún recurso gratuito para sus proyectos

  • Redes sociales. 

Hoy en día si no estás en Internet, no existes. Para casi todas las empresas es imprescindible contar con perfiles en Facebook, Twitter, Linkedin, Google+, Pinterest… Todas son herramientas muy necesarias para captar la atención de las personas, y además se dice que una buena presencia y relevancia en estas redes ayudan al posicionamiento en los resultados de búsqueda de Google. Así que si quieres aparecer el primero en las búsquedas es fundamental prestarle atención a todos estos medios de comunicación social, sin olvidar que siempre es mejor calidad que cantidad. No agobies ni satures a tus seguidores con anuncios o contenido irrelevante, tienes que crear publicaciones que aporten valor.

social-media

  • Boletines (newsletters). 

Se suele subestimar mucho la efectividad que tienen los newsletters a la hora de captar tráfico para tu web. Aunque parezca un método anticuado, este sistema permite a tus clientes descubrir los nuevos contenidos de tu sitio en sus ratos libres o de ocio, algo fundamental en este mundo tan frenético. Con ellos, puedes presentar tus trabajos de una manera simple pero llamativa, conjugando textos con imágenes. Igual que en el punto anterior, no agobies a tus lectores. Si no quieres acabar en la carpeta de spam no los envíes a diario, una vez al mes puede ser suficiente para que tus lectores queden suscritos para siempre.

  • Tener un portfolio.

Tu portfolio es tu propuesta de trabajo. Como diseñador es imprescindible disponer de uno en tu sitio web para mostrarle a tus clientes lo que eres capaz de hacer gracias a la calidad de tus trabajos y tu experiencia. Viendo trabajos anteriores los clientes entenderán que están tratando con alguien serio, profesional y que sabe lo que se hace.

  • Imparte talleres o cursos. 

Aunque no te lo parezca, impartir talleres o cursos es una buena manera de venderse, ya que con ello estarás aumentando tu reputación, además de ser una buena fuente de ingresos y ofrecerte la posibilidad de establecer alianzas estratégicas con empresas o universidades en un futuro. Con la formación demostrarás que te preocupas por los demás y que eres todo un profesional en tu campo.

como-hacer-un-blog

  • Aumenta tu reputación.

Lo más importante de todo, lo fundamental, y por lo que debes luchar cada día, es por conseguir y mantener una buena reputación. Actualmente las noticias viajan muy rápido, y una publicidad negativa puede acabar con tu negocio antes de que te des ni cuenta. Un cliente insatisfecho por el servicio o incluso por el trato recibido puede denunciar su caso en la red y ocasionar daños muy graves a tu imagen y a tu reputación, situación que cuesta muchísimo revertir. Cría fama y échate a dormir… Así que mantén siempre una actitud positiva y amigable, y ofrece un servicio profesional en todo momento.

Vía: Igor Ovsyannykov para Inspirationfeed.com

Leave a reply