7 consejos para elegir la fuente de un logo

A veces, para un nuevo proyecto de diseño, no tienes más que seguir las indicaciones del cliente, pero en la mayoría de ocasiones para el diseño de un logo necesitarás usar toda tu creatividad y tu ingenio. Aquí tienes una serie de consejos a tener en cuenta para elegir una tipografía que encaje perfectamente con tu nuevo logotipo.

  • Investiga sobre la historia de tu cliente.

Muchas veces el pasado te puede mostrar que camino tomar hacia el futuro, así que además de averiguar cuál es el objetivo y el mensaje a transmitir de una marca, observando diseños anteriores te puedes hacer una idea de cómo elegir un tipo de letra que mantenga un buen legado de la empresa.

  • Usa tipografías tradicionales.

A todos los diseñadores les gusta crear cosas nuevas dando rienda suelta a su creatividad, pero a la hora de diseñar un logo esta no es la mejor manera. Puedes crear e innovar en otros proyectos, pero no uses un tipo de fuente que a los espectadores les cueste entender.

  • Deja un espacio para respirar.

Hay muchos diseñadores que piensan que para enganchar a un cliente lo mejor es que este tenga que trabajar en la comprensión de un diseño. Esto es un error, el mundo se mueve muy deprisa y las personas suelen estar siempre muy ocupadas, por lo que en el momento que encuentren algo complicado de leer, lo más seguro es que piensen que tienen mejores cosas que hacer que perder el tiempo en intentar descifrarlo. Así que mejor usa una tipografía bien legible, y si hay algún elemento que puede suscitar dudas en el lector, elimínalo.

  • Evita las típicas tipografías.

No te limites a usar las tipografías que vienen por defecto en Photoshop. Hay muchísimas opciones en la red como para quedarse sólo con esas. Así que intenta buscar alguna fuente menos habitual, a no ser que el cliente te pida expresamente el uso de Arial o Helvética. Y aún así, siempre puede intentar mostrarle una tipografía del mismo estilo pero menos “típica”.

  • Modifica tu elección.

Una vez elegida la tipografía perfecta para tu logo, no tengas miedo en experimentar con ella y darle tu toque artístico. Ajusta el kerning o añade algún efecto siempre y cuando no dificulte la legibilidad. Experimenta y juega con el diseño hasta conseguir el logo definitivo que le mostrarás al cliente.

  • La adaptabilidad.

Aunque en principio el logotipo vaya a ser destinado a imprimirse en un cartel de 50 metros, no debes limitarte a elegir una tipografía que sólo funcione bien en ese formato. Como siempre, tienes que elegir una fuente que sea legible tanto en ese cartel como en un sello o en un avatar para la cuenta de Twitter de la empresa. Todas las marcas van a usar su logo a través de distintos canales, así que tenlo en cuenta.

  • Errores habituales.

Si evitas los siguientes errores verás como aumenta la calidad de tus trabajos:

  1. No copies tendencias.
  2. Deja tu ego fuera.
  3. Evita el uso de fuentes complejas que no tengan legibilidad en un tamaño pequeño.
  4. No dependas únicamente del color para crear impacto.
  5. Nunca usar más de dos fuentes en un logotipo.

Siguiendo todos estos consejos estarás más cerca de entregar a tu cliente un diseño realmente único y brillante que no podrá rechazar. Para terminar, aquí tienes algunos ejemplos de logotipos tipográficos espectaculares para tu inspiración:

logo-design-2014-jan-161

logo-design-2014-jan-171

logo-design-2014-jan-9

logo-design-2014-jan-13

logo-design-2014-jan-15

logo-design-2014-jan-27

logo-design-2014-jan-39

Fuente e imágenes: Designrfix.com

Leave a reply